«

»

Imprimir esta Entrada

Cura de Uvas

Para limpiar además el sistema linfático, comenzar tomando una cucharada de sulfato de magnesio (Sales de Epson) en un vaso de agua caliente. Esto te hará ir al baño en un máximo de cuatro horas.

No tomar nada ni si quiera agua en las 48 horas siguientes.

Si aparece malestar, se puede tomar un caldo de Miso al terminar las 48 horas.

A partir de este momento, comenzar a tomar uvas (a poder ser, rojas o negras en su mayoría) nunca del tipo moscatel.

Se pueden tomar un mínimo de un kilo, hasta cinco kilos de uvas al día.

Se pueden tomar en cualquier momento del día. Hay que comerse las pepitas bien masticadas y el hollejo.

El tratamiento debe durar 10 días, pudiendo prolongarse si se desea hasta un máximo de 60.

También se puede hacer zumo de uvas, con la precaución  de tomarlo en el momento en el que se hace.

Las uvas hay que lavarlas muy bien con agua. Si se pueden encontrar uvas de agricultura biológica es mucho mejor.

Para salir de esta monodieta, hay que ir volviendo paulatinamente con alimentos no tóxicos, como verduras y hortalizas.

Sería muy conveniente realizarse una irrigación o lavativa todos los días que dure el tratamiento. Si no se hace así, es posible que ocurra un pequeño estreñimiento por la acumulación de restos de pepitas y hollejos en el recto. Se puede solucionar con una “perita” pequeña de irrigación. Al llegar el líquido a esa zona, se termina el problema.

Comentarios en Facebook

Sobre el Autor

César Medrano

César Medrano lleva en el mundo de las medicinas alternativas desde el año 1992. Puedes ver su currículum en: http://sanandose.com/quien

Enlace permanente a este artículo: http://sanandose.com/cura-de-uvas/

Cerrar