«

»

Imprimir esta Entrada

DIETÉTICA

Es una de las herramientas más útiles para recuperar la salud, concretamente la dieta Macrobiótica y la vegetariana equilibrada con una cantidad variable de crudos tienen un gran potencial para ayudar a la persona a recuperar la salud.

La Macrobiótica es una dieta nacida en Japón de la mano de George Osawa que intenta conseguir un equilibrio entre el Yin y el Yang que hay en el cuerpo, a la vez que no introduce sustancias toxicas en el cuerpo, con esto se consigue un equilibrio perfecto no solo a nivel corporal, sino también a nivel mental y emocional.

 

La alimentación y su influencia en nuestras emociones y en nuestro comportamiento.

Normalmente no nos ocupamos demasiado por lo que comemos, quizás por pereza, muchas veces comemos cualquier cosa (por matar el hambre) y no nos paramos a
pensar que es realmente lo que estamos comiendo y sus efectos sobre nuestro organismo.

Cuando uno lee atentamente los ingredientes que contienen los productos que consideramos primarios en nuestra alimentación, se puede dar cuenta que lo que estamos comiendo ha pasado por tantos procesos, que quizás la palabra mas adecuada para definirlo no sea alimento.

La mayoría de estos ingredientes son tóxicos, o al menos dañinos para nuestra salud, y también para nuestro equilibrio mental y emocional.

La alternativa eficaz para poder evolucionar física, emotiva y mentalmente (además por supuesto de espiritualmente) pasa necesariamente por una alimentación
natural y equilibrada.

La medicina tradicional China tiene un sistema de filosofía basado en la ley de los 5 elementos, que si bien para los antiguos Griegos e Hindúes eran: Tierra, agua, fuego, aire y éter; para los orientales en general y aún hoy en día son: Agua, madera, fuego, tierra y metal.

Esta ley de los cinco elementos explica los ciclos y modificaciones que sigue la energía en su expansión y contracción, a su vez cada elemento está relacionado con un órgano y una víscera del cuerpo humano, y también a una emoción predominante para cada elemento y órgano, con un color, un sabor, una estación, un tipo de alimento, etc.

Esto es así de tal manera que si conseguimos mantener un equilibrio entre todos los sabores se corresponden con la energía que alimenta a cada uno de los órganos y vísceras, tendremos también un equilibrio en el ámbito físico, emocional, mental y espiritual, haciendo de esta manera que la energía que circula por los meridianos de acupuntura del cuerpo (que son verdaderas autopistas de la energía) sea más pura, limpia y fluida. De esta manera tendremos menos “Atascos” y por lo tanto menos enfermedades, a la vez que haremos más fáciles las relaciones con uno mismo y con los demás.

La dieta que (en mi opinión) mas se ajusta a toda esta filosofía, es la dieta Macrobiótica, combinada con una dieta higienista vegetariana, con una proporción de crudos adaptada al clima y las circunstamcias personales de cada individuo. 

Bibliografía: 

“El libro de la Macrobiótica”  Autor: Michio Kushi. Editorial: Sol universal (1979).

 

 

 

 

“Dioses en el desempleo”  Josep M. Villagrasa.

 

 

 

 

“El equilibrio a través de la alimentación” Olga Cuevas Fernández.

Comentarios en Facebook

Sobre el Autor

César Medrano

César Medrano lleva en el mundo de las medicinas alternativas desde el año 1992. Puedes ver su currículum en: http://sanandose.com/quien

Enlace permanente a este artículo: http://sanandose.com/dietetica/

Cerrar