«

»

Imprimir esta Entrada

¿ESTÁS ENFERMO?

¿Estás enfermo?

Un ser vivo lo es porque está animado… animado quiere decir que tiene ánima, es decir, alma, aliento. Cuando un bebé nace, cobra vida independiente solo cuando inspira por primera vez, cuando toma aliento. Cuando un ser humano muere, (expira) espira, es decir exhala su aliento, su alma, su vida.

El alma es energía, es Amor (porque el Amor es aquello que une, eso que nos hace sentir que no hay diferencia entre yo y lo otro, por lo tanto es la sustancia única del universo, es todo lo que existe, es Dios). Cada vez que dejas de amar a alguien o a algo, cada vez que guardas rencor, rabia, ira, resentimiento, miedo, incertidumbre o apego hacia alguien o algo, le estás cerrando la puerta de entrada al Amor… Estás condenando a una parte de ti a que muera, a que no tenga energía para funcionar adecuadamente. Estás poniéndole trabas a la vida para que fluya a través de ti, y la única consecuencia lógica de eso es la muerte. Primero de algunas células, luego de más, más tarde de un órgano y lenta o rápidamente de toda la vida y el Amor que hay en ti.

Entonces no debe sorprenderte que enfermes… son tus propias decisiones las que hacen que te ocurra. Pero la enfermedad es la mejor maestra… es aquella que te indica que algo no va bien con tu forma de vivir la vida. Que le estás cerrando la puerta a una parte de ti que ama, que da y recibe energía de vida.

Básicamente solo existen dos cosas en ti, Amor y Miedo. En cada momento tú eliges cual vivir. Puedes Amar pase lo que pase a todo aquel o aquello que te rodea, o puedes tener miedo de las situaciones que se te plantean en la vida por miedo a sentir dolor de cualquier tipo.

El Amor, es solo eso, es “lo que es” lo que existe y fluye, vida, alegría, buenas intenciones, ayuda, amor por la vida, por ti mismo y por todo lo que te rodea. El miedo es “lo que no es” no existe, es el bloqueo de la vida, de lo que existe, solo eso, temor, estancamiento, parálisis, bloqueos, dolor, rabia, duda, tristeza, apego.

No hay que luchar contra el miedo, es el miedo el que te dice que luches… y si lo haces, de ahí solo puede salir más miedo… El Amor no puede crear otra cosa que no sea Amor, así como el miedo no puede crear otra cosa que no sea miedo. Son opuestos naturales, como lo son la luz y la oscuridad, lo frío y lo caliente, arriba y abajo. Los extremos se tocan, es verdad, pero si estás abajo y quieres subir… no te queda otra que ir hacia arriba, por mucho que sigas bajando no vas a llegar arriba. Si tienes frío has de calentarte, por mucho que sigas enfriándote, no vas a entrar en calor.

El Amor está siempre ahí, como energía natural que te da la vida, tratando de fluir a través de ti. El miedo no es otra cosa que los bloqueos con los que nos oponemos a que el Amor fluya a través nuestro. ¿No tienes Amor? Eso es solamente responsabilidad tuya. Es que no estás dejando fluir al Amor en ti. Y eso es por tu profunda herida, por tu recuerdo del dolor, por tu miedo a volver a experimentar aquello que te fue desagradable.

¿Te has dado cuenta de cuan egoísta eres? ¿Te has dado cuenta de que no estás vivo? ¿De que no dejas fluir al Amor? ¿De que eres un puñado de miedo con patas…? Quizás necesites provocarte una enfermedad para comprenderlo…

O quizás puedes evitarte ese trance tomando consciencia de quien eres realmente. Como siempre tú eliges, Amor o Miedo.

¿Qué? Ah, que te has provocado una enfermedad seria, quizás un cáncer… Amigo mío, es hora de que tomes consciencia de los frenos

que le pones al Amor… Del miedo que llevas dentro, de la máscara que llevas puesta… Te has tirado toda una vida para construirla, para defenderte del mundo, para crearte un personaje que tenga que ser respetado por todos… Pero ¿Quién eres realmente? ¿Eres ese personaje? Ten cuidado amigo mío, uno acaba por convertirse en aquello que finge ser…

¿Estás disfrutando de tu vida? O ¿Estás demasiado ocupado manteniendo el tipo de quien crees que eres de cara a la galería? Es un peso
muy grande… ¿Por qué no lo sueltas de una vez? ¿Qué te lo impide? ¿Por qué no vuelves a ser tú? Transparente, como cuando eras un niño que disfrutaba de cada momento de vida como en un juego. ¿Donde se ha quedado el disfrute? ¿Donde el gozo de estar vivo?, ¿De levantarte cada mañana con la ilusión de gastar otro día en disfrutarlo al máximo?, ¿En gozar del juego de estar vivo?

Te has perdido todos los últimos años de tu vida viviendo un personaje que no eres. ¿Cuántas veces has disfrutado realmente en estos últimos años? ¿Cuantas veces has sentido que estabas en el lugar adecuado, en el momento adecuado? ¿Sintiendo que todo lo que la vida te propone es realmente un regalo?

Pues ahora la vida te está ofreciendo el regalo de tomar consciencia, de darle la vuelta a todo, de tirar a la basura el personaje que te has creado y que ya no te sirve. Realmente, esta enfermedad es un regalo para ti, es lo único que te puede sacar del estado en el que te encuentras… O claro, también puede llevarte a la muerte… si te empeñas en seguir interpretando el personaje que te has creado. Tuya es la elección, siempre has tenido el poder de ser quien tú quieras en tus manos. Puedes elegir dar un cambio de 180º ahora mismo… O puedes elegir seguir como estás, cerrándole la puerta a la vida y morirte a causa de tu enfermedad, morirte porque el personaje que has creado no puede ya seguir viviendo en su mentira.

Pero claro, uno siempre puede justificarse diciendo… No, es que los contaminantes, la capa de ozono, los conservantes, mi mujer, este o aquel familiar, socio o conocido son los culpables de mi miedo y de mi enfado, de que tenga que cerrarle las puertas al Amor, porque si no, siento el dolor… Sigue así amigo… Ese es el camino que has escogido siempre hasta ahora, eso ya lo conoces y sabes a dónde te lleva. La vida te está diciendo a gritos que ya no puedes seguir por ahí. Te está diciendo que ya no puedes seguir culpando al mundo de lo que llevas dentro, de lo que es tu responsabilidad y tu creación. ¡Vamos! No cuesta nada comprender y aceptar que la vida que estás viviendo la has ido forjando día a día con tus decisiones más pequeñas. Has decidido a quien Amas y a quien odias, a quien se la tienes guardada, para devolvérsela, si tienes la ocasión y vivir así la venganza… Pero ya ves de que te sirve eso…

Ahora mismo -mañana puede que sea tarde- tienes la opción de decidir olvidar todas la afrentas que en su día decidiste tomar como tales, esas que hace tiempo decidiste guardarte muy dentro, esas con las que has ido bloqueando el paso de la vida hacia ti. Es el momento de perdonarte a ti mismo por estar tan ciego y de perdonar a aquellos a los que injustamente juzgaste, condenaste y a veces incluso castigaste duramente por algo que solo existía dentro de ti.

Tú eres solamente un jugador del juego de la vida. No te corresponde hacer respetar las que tú crees que son las normas del juego. No tienes que hacerle el trabajo a Dios. Él sí conoce las normas y es el encargado de hacer que se apliquen siempre igual para todos. Sabe muy bien lo que hace, no necesita que le ayudes. ¿Es que a caso crees que Dios se equivoca? Aunque a ti la vida te pueda parecer injusta, todo está bien, todo está bajo la continua supervisión de Dios, todo tiene su por qué y su para qué, aunque tú no lo comprendas. Deja a Dios que haga lo que tiene que hacer y mientras tanto, haz tú lo que te conviene hacer, Amar. Y para Amar hay que comenzar por Amarse a uno mismo. No puedes darle a alguien aquello que no tienes.

Hoy, ahora, es el mejor y el único momento para comenzar a amarte a ti mismo y después de esto, llegará el momento de hacerlo extensivo al mundo que te rodea. Este es el mejor y el único momento para disfrutar de lo que la vida te está regalando ahora “El presente” ¿Te has dado cuenta de que presente también significa regalo? Y ¿Te has dado cuenta de que estar presente en el ahora, sin vivir el pasado o el futuro (que no existen realmente más que en tu mente) es el regalo del gozo del momento? ¿Del gozo de estar vivo? ¿O acaso piensas que la felicidad está en el futuro?

Son palabras duras estas que te digo, pero no por eso son menos ciertas y lo sabes.

En tu mano está, yo voy a intentar ayudarte, pero necesito para conseguirlo que tomes la decisión de abrirle las puertas a la vida, de vivir este momento, que es el único que tienes. De rendirte a la vida para que fluya a través de ti y te recuperes. De tener confianza en que yo, con todo el Amor del que sea capaz (primero por mi y luego por ti), voy a hacer todo lo posible para ayudarte si te dejas, si me haces caso, si te rindes a que la vida te atraviese sin oponerle resistencia.

Con Amor.

César.

César Medrano
www.sanandose.com
© Estás enfermo / César Medrano (Todos los derechos reservados por el autor)

Comentarios en Facebook

Sobre el Autor

César Medrano

César Medrano lleva en el mundo de las medicinas alternativas desde el año 1992. Puedes ver su currículum en: http://sanandose.com/quien

Enlace permanente a este artículo: http://sanandose.com/estas-enfermo/

Cerrar