«

»

Imprimir esta Entrada

Fitoterapia

Fitoterapia

Fitoterapia es un término acuñado por el médico francés Henri Leclerc a principios de siglo XX, un neologismo formado a partir de dos vocablos griegos: phytón (planta) y therapeía (tratamiento). Etimológicamente, por tanto, se refiere al tratamiento de las enfermedades con plantas.

Actualmente, la Fitoterapia se define como la utilización de los productos de origen vegetal con finalidad terapéutica, para prevenir, aliviar o curar un estado patológico, o con el objetivo de mantener la salud.

En la actualidad existe una base científica que apoya la eficacia de muchos productos fitoterápicos para determinadas indicaciones. El lugar que debe ocupar la Fitoterapia en terapéutica debe ser aquél para el cual ha demostrado su utilidad.

La eficacia se consigue sólo con el uso adecuado de los preparados fitoterápicos, tanto en lo que se refiere a las indicaciones como a la forma de administración. Es necesario disponer de preparados con calidad, seguridad y eficacia contrastados, así como de herramientas de información rigurosas y fiables para los profesionales, además de proporcionarles la oportunidad de adquirir una formación sólida en esta disciplina.

En fitoterapia se emplean productos de origen vegetal que presentan una característica básica: sus márgenes terapéuticos son amplios. Incluye productos relativamente poco potentes (por ejemplo, capítulos de manzanilla, sumidad de espino blanco y sus extractos) o de potencia intermedia (como la flor de árnica y la raíz de regaliz) y excluye aquellos con un margen terapéutico estrecho (por ejemplo la hoja de digital y sus principios activos, como la digoxina). Esta característica es fundamental puesto que enmarca a la Fitoterapia como una terapéutica suave, poco agresiva, con un bajo porcentaje de efectos secundarios.

La Fitoterapia se utiliza tanto para el cuidado de la salud y mejora de la calidad de vida, como en la prevención y tratamiento de las enfermedades. En unos casos será suficiente para curar una patología y en otros será el coadyuvante de otros tratamientos, o ayudará a aliviar determinados síntomas asociados. Su principal campo de acción son las afecciones leves y moderadas, así como las enfermedades crónicas, siendo útil en la terapia de más del 90% de las afecciones tratadas habitualmente en atención primaria.

Fuente: Cañigueral S. Vila R. La Fitoterapia racional. En: Vanaclocha B, Cañigueral S. Fitoterapia, Vademécum de prescripción. Barcelona: Masson, 2003.
Comentarios en Facebook

Sobre el Autor

César Medrano

César Medrano lleva en el mundo de las medicinas alternativas desde el año 1992. Puedes ver su currículum en: http://sanandose.com/quien

Enlace permanente a este artículo: http://sanandose.com/fitoterapia/

Cerrar