«

»

Imprimir esta Entrada

La Oncología Oficial Ignora la Biología Básica del Cáncer

Conocer el comportamiento biológico de las células cancerosas es fundamental para definir como intervenir.

 

Estamos acostumbrados a considerar el cáncer como un enemigo muy poderoso, capaz de invadir los tejidos y resistir a todo esfuerzo terapéutico. Esto es totalmente equivocado. Las células cancerosas son mucho más débiles que las normales porque su metabolismo es muy ineficiente. Solo pueden usar la glucosa como alimento y obtienen 18 veces menos cantidad de energía de una molécula de glucosa que una célula normal. Sólo pueden vivir en un medio ácido, con muy poco oxígeno y únicamente pueden usar la glucosa como alimento. Cuando el pH baja, el suministro de oxígeno a las células sufre.

 

El Dr. Otto Warburg, recibió el premio Nóbel en 1931 al descubrir y explicar este comportamiento. Desgraciadamente la oncología oficial piensa solo que debe destruirse el tumor a toda costa con poderosos venenos celulares a pesar del daño al paciente y el costo que implique.

 

Hay innumerables estudios orientados según otros lineamientos, con sustancias que refuerzan la ecología del huésped y sus defensas en lugar de intentar destruir el tumor. Estos nutrientes al contrario de los fármacos oncológicos, son carentes de toxicidad y baratos.

 

 

 

La Dieta y el Cáncer

 

La Política de Ignorar las Deficiencias

 

Los requerimientos diarios de nutrientes llamados también RDA fueron estimados hace más de 50 años cuando el ámbito de la bioquímica era muy pequeño y no ha sido actualizado por diversas causas ajenas a la salud. La industria farmacéutica y la de alimentos tienen una gran ingerencia en esta decisión porque se ven beneficiadas con esto.

 

Por otra parte, las políticas de educación médica orientadas y sostenidas por la industria farmacéutica han mantenido la nutrición clínica como algo inexistente en las universidades. De 130 facultades de medicina en los Estados Unidos, sólo 30 incluyen esta cátedra, pero el promedio de tiempo que un médico graduado recibe de esta materia, entre todas las facultades en ese país es de dos horas.

 

A pesar de todos los testimonios que puedan ver diariamente en los enfermos muchos médicos continuan pensando que las deficiencias de nutrientes como el escorbuto, el beri-beri son cosa del pasado o permanecen desinteresados de esta situación y continúan formulando exclusivamente fármacos y acallando el interés que muestran los pacientes.

 

 

El Consumo de Carnes

 

Numerosos estudios de población atestiguan una relación muy clara entre la ingesta de cárnicos y la incidencia de cáncer. Sociedades como los Hunza en Pakistán, los Jainas en India, los Adventistas ortodoxos que son básicamente vegetarianos muestran una incidencia de cáncer mucho menor que el promedio.

 

Varios observaciones indican que el consumo de carne es antinatural para el ser humano:

 

  • Al igual que los animales herbívoros el ser humano tiene un intestino muy  largo, más de 3 veces el largo de su tronco.
  •  Nuestro intestino está desprovisto de las enzimas que tienen los animales  carnívoros.
  •  Nuestra dentadura y nuestros hábitos de ritmo de comida son semejantes a  los de los rumiantes
  •  Tenemos desarrollados los incisivos y los molares para cortar verduras y moler los granos.
  •  No tenemos colmillos afilados ni garras para desgarrar la carne.
  •  La vista de la sangre no nos despierta el apetito. (Cuando vemos pasar una lagartija no pensamos cazarla y comérla viva.)

 

Dada la acidificación en que está en enfermo de cáncer , su primer requerimiento es tener una dieta alcalinizante. Las carnes son los alimentos más acidificantes,  y empeoran el estado de acidez existente en estos enfermos.  Muy a menudo el mismo paciente rechaza la carne o el olor de la comida cuando se cocina debido a la carne.

 

Nuestra dieta tradicional orientada solo por el paladar y rica en carbohidratos, fritos, aceites hidrogenados, aditivos sin control y carnes y deficitaria en vitamina C, E, las del complejo B, zinc, magnesio, manganeso, germanio, selenio, y otros cationes minerales etc. es causa del 70% de los cánceres.

 

  

La Medición la Acidez. Pauta Clave del Seguimiento

 

Desgraciadamente las medidas de tamizaje o diagnóstico oficiales se limitan sólo a estudios como mamografías, citologías o determinación de marcadores tumorales que son muy costosos y demorados.

 

La determinación del pH en saliva y orina sería un indicador mucho más amplio y económico. Puede hacerse en casa y ser  parte de un monitoreo más frecuente y sencillo. Cualquiera sea la terapia que el paciente reciba el organismo del enfermo para mejorar siempre debe aumentar su pH.  Esto se aplica a cualquier enfermo crónico. Este procedimiento es muy simple y fácil puede hacerse con cintas comunes que se exponen al material y al cabo de uno o dos minutos dan una medida según el color.

 

Los medidores digitales tienen una amplia gama de precios y son fáciles de usar. Al igual que los glucómetros manuales digitales, pueden ser usados por el mismo paciente para ver como cada comida o tipo de actividad influye en su acidez corporal.

 

 

Terapias Anticancer Ignoradas Oficialmente

 

La Terapia Gerson.

 

A mediados del siglo XX el Dr. Max Gerson postuló que en el cáncer al igual que en otras enfermedades crónicas y en el mismo envejecimiento, el trastorno bioquímico fundamental era el aumento de la permeabilidad de las membranas celulares lo que ocasionaba un aumento del sodio, de agua y de desechos nocivos dentro de la célula y una salida del potasio intracelular. Esto ocasiona una disminución del potencial del membrana y un agotamiento de la misma. Para corregir esta situación ideó unas dietas con base en zumos de vegetales frescos ricos en potasio, muchos líquidos y ausencia de sodio. Además enemas de café que mostraban ser de gran ayuda. Posteriormente agregó soluciones de glucosa con potasio y dosis bajas de insulina cristalina con objeto de meter potasio a las células junto con la glucosa, esta terapia ha sido llamada soluciones repolarizantes. Durante cuarenta años los resultados hicieron famosa esta terapia.

 

Uno de los pacientes del Dr. Gerson fue Albert Schweizer, el médico explorador que vivió en Africa. Fue visto a los 75 años con una diabetes descompensada y muy difícil y recuperó su salud viviendo hasta los 92 años. El Dr. Schweizer dijo haber quedado seriamente impresionado con la genialidad de Gerson y el potencial de sus descubrimientos.

 

 

La Vitamina C

 

Para poder extenderse por los tejidos, el cáncer produce una enzima llamada hialuronidasa que disuelve el colágeno que une las células normales entre sí. El Dr. Ewan Cameron supuso que una sustancia que apoyara esta matriz de colágeno debería ser de ayuda en el tratamiento del cáncer y ensayó la vitamina C en miles pacientes. Notó que cuando tomaban alrededor de 10 gramos diarios mejoraban su apetito, tenían más energía y recuperaban su antigua forma de vida mucho mejor que los que recibían el tratamiento oficial. Incluso podían dejar la morfina en pocos días.

 

El Dr. Cameron junto con Linus Pauling, ( 2 veces premio Nóbel) llevó a cabo varios estudios sobre el papel de la vitamina C.

 

  •  “Con el uso adecuado de vitamina C para el cáncer podemos disminuir la tasa de muerte en un 75%. Todo paciente con cáncer debería recibir vitamina C.” – Dr. Linus Pauling
  •  La vitamina C aumenta la concentración de linfocitos, (las células que combaten el tumor). 10 gramos diarios triplican la cuenta.
  •  La mayoría de los animales, (que tienen una incidencia de cáncer mucho menor que el ser humano), produce vitamina C. Las cantidades usuales en estas especies son un promedio de 100 veces mayor que lo que los requerimientos diarios mínimos, (65 mgs/día), proponen para el ser humano.
  •  Las concentración de vitamina C está muy disminuida en los pacientes con cáncer.
  •  Los cambios tisulares alrededor del tumor canceroso son idénticos a los observados en el escorbuto. 
  •  A diferencia de los agentes quimioterápicos del cáncer, la vitamina C no sólo aumenta el tiempo de supervivencia del paciente sino que también produce una mejoría general en la salud y una sensación de bienestar. 
  •  Las personas que tienen una alta ingesta de vitamina C crean más anticuerpos y de moléculas de “complemento”, (una sustancia integrante de la inmunidad), que son necesarias para la destrucción de células malignas.
  •  Se necesita vitamina C para que las enzimas del hígado limpien la sangre de las sustancias nocivas del tumor y las que son producto de la radioterapia y/o quimioterapia.
  • También evita el daño ocasionado por varios agentes carcinogénicos y por los radicales libres.
  • El tratamiento convencional del cáncer disminuye la cantidad de vitamina C, empeorando esta deficiencia.

La vitamina C se encuentra en muy alta cantidad el brócoli, el perejil, el amla (una grosella india), la grosellas negras, los pimientos picantes, y los dulces,  los pimientos rojos tienen más vitamina C que los verdes.

Se encuentra en alta cantidad en las coles de Bruselas, el repollo, la coliflor, los cebollines, la col rizada, y las guayabas.

En cantidad intermedia en los espárragos, los melones, la achicoria, las naranjas, los limones, las fresas, los tomates maduros, los rábanos, las espinacas, los calabacines y las alcachofas.

Aunque algunos médicos lo pregonan, el riesgo de litiasis renal por ácido oxálico es solo teórico. En realidad esto no se ha visto entre los miles de personas que reciben vitamina C.

Hay estudios que muestran el valor preventivo y terapéutico de la vitamina C en más de 120 tipos de cáncer. La Fundación Vitamina C ofrece esta información sin costo a pacientes y a médicos. Igualmente el Dr. Robert Cathcart, en su página en Internet incluye numerosos estudios y artículos.

La vitamina C puede darse en forma de ascorbato de sodio endovenoso. En forma parenteral no se debe usar ácido ascórbico por ser dolorosa, menos soluble y menos fácil de manejar. Las dosis pueden llegar hasta 150 o 200 gramos en el día.

  

Betacaroteno

 

Es precursor de la vitamina A pero también actúa solo como un poderoso antioxidante. Los niveles de esta sustancia están disminuidos en los tejidos de los enfermos de cáncer. Su actividad necesita de otros carotenoides, de la vitamina C y E. Es especialmente útil en el cáncer de mama, colon, estómago y pulmón.

 

En pacientes con leucoplasia, que es una lesión premaligna de la boca produjo mejorías en un 71% de los casos cuando se administraron 40 mgrs diarios. También en la displasia cervical y en otras lesiones premalignas.

 

Se encuentra en las zanahorias, las calabazas, el mango, los vegetales de hojas verdes oscuras, amarillos y anaranjados.

 

Su ingestión puede provocar una coloración amarilla de la piel porque se acumula en la grasa subcutánea. Hay que tener en cuenta  que la vitamina A que produce puede acumularse y llegar a ser tóxica.

 

  

Escualeno

 

Este aceite fue aislado por primera vez del hígado de un tiburón de aguas profundas aunque constituye parte integrante de la piel del ser humano. Se encuentra también en el aceite de oliva.  El escualeno libera oxígeno en los tejidos al igual que el germanio, el ozono y el peróxido de hidrógeno.

 

Junto con vitamina E y aloe vera ha sido usado en pacientes de cáncer observándose una reducción de los tumores en más de un 33%.  Además ayuda a desintoxicar varias sustancias químicas nocivas y protege contra sustancias cancerígenas, tóxicos y contra la radiación ultravioleta.

 

Cuando se expusieron ratones de laboratorio a niveles letales de radiación sobrevivieron más tiempo cuando se les administró escualeno.

 

Se utiliza como suplemento en varios programas de salud en Alemania, Japón, Corea y otros países.

 

Su dosificación debe ser de 1 a 3 gramos diarios.

 

 

Los Aceites Omega

 

Se denominan omega a la familia de aceites necesarios para nuestro organismo por no poder ser sintetizados. Son precursores de un amplio conjunto de sustancias llamadas genéricamente eicosaniodes; entre los cuales están las prostaglandinas, los leucotrienos, el tromboxano, y varias otras sustancias que en grupo constituyen una especie de sistema de comunicación celular muy antiguo.

 

Los aceites son cadenas de carbonos que terminan en un radical  (-0=C=0-H) por lo que también son llamados ácidos grasos. Los aceites que no tienen dobles enlaces entre los carbonos se llaman saturados (de hidrógeno), los otros, se llaman aceites omega. Según la posición del doble enlace, pueden ser de la familia omega 3, (doble enlace en el carbono 3), u omega 6 con un doble enlace en ese carbono. El ser humano puede producir omega 9, llamado ácido oleico.

 

Los omega 3 y omega 6 tienen numerosas  funciones metabólicas. Su deficiencia da lugar entre otros a depresión, agresividad, tendencia al alcoholismo, infecciones recurrentes, diabetes, cáncer, enfermedades degenerativas ya que el sistema de comunicación esta en la base de todos los procesos que se llevan a cabo en el ambiente celular y tisular. Las prostaglandinas a que dan lugar son sustancias con una vida media muy corta muy difíciles de medir en pruebas de laboratorio y usualmente no se detectan en la sangre.

 

Existen prostaglandinas llamadas “de guerra” que se liberan cuando existen infecciones o inflamación para favorecer estos eventos. Las prostaglandinas “buenas” dan lugar a menor permeabilidad de los tejidos a los leucocitos, menor producción de leucocitos y anticuerpos en la sangre, menor adhesividad plaquetaria, etc. La familia de omega 3, es producida en su mayoría por el plancton de los mares de aguas frías. Es consumido por una cadena de depredadores, y el ser humano lo toma de peces como el salmón, el atún, las sardinas, etc. Los únicos vegetales que lo contienen son las semillas de onagra, de borraja del Canadá, el de linaza y el de canola, (millo).

 

El Dr. Warburg había observado que los aceites omega adicionados a los huevos de erizo de mar incrementaban en ellos el consumo de oxígeno en un 2.200 %.  Intentó este proceso en seres humanos con cáncer para tratarlos pero no tuvo  éxito porque usó acido butírico, no es un aceite omega. La Dra. Johanna Budwig repitió el experimento de Warburg en 1951 agregando una mínima cantidad de ácido linoleico, (omega 6), y rehabilitó el metabolismo aeróbico de las células cancerosas, volviendo a convertirlas en células normales.

 

Ella además había observado que los ácidos grasos esenciales se combinan con los aminoácidos que contienen azufre, (metionina y cisteína),  para formar las lipoproteínas de la piel, las membranas celulares y todas las membranas interiores de la célula. Dio a sus pacientes grandes cantidades de aceite de semillas de lino (omega 3 y 6), combinado con leche sin pasteurizar, desnatada y fermentada,  acompañados ambos por zanahorias (betacaroteno), verduras frescas (vitamina C), cereales enteros y hierbas aromáticas como la canela y el anís. Ella no tardó en descubrir que no sólo los enfermos de cáncer sino muchos otros respondían a este  programa.  (Esta mezcla ha sido llamada “Crema Budwig” y es ampliamente usada en el manejo de enfermos crónicos en Alemania y Suiza).

 

La Dra Budwig pensaba que era  necesaria además la energía solar para tener el impulso inicial que ponía en marcha el ciclo de Krebs, (la fase aeróbica del metabolismo de la glucosa).   Calculó la frecuencia de resonancia de los electrones pi de la lipoproteína (6.900 amgstroms, en la parte roja del espectro visible). Expuso a sus pacientes a la luz roja de un láser de rubí y mejoraron más rapido que antes.

 

En una entrevista radial en Stuttgart en 1967, dijo que el 90 % de los enfermos de cáncer, incluso casos avanzados en los que la radiación y la cirugía habían fracasado, respondieron a sus métodos.  La Dra. Budwig indicó que los inductores del cáncer son simplemente «ladrones de electrones», cualquier cosa que impida que la luz active los ciclos de Krebs en las células cancerosas.

 

El Dr. Gerson repitió esta experiencia al dar a sus enfermos aceite de semillas de lino logrando los mismos resultados. En la Clínica Gerson en México hoy continúan aplicando esta terapia con éxito.

 

En Sudáfrica se trató a pacientes terminales de cáncer con hasta treinta cápsulas diarias de Efamol (Aceite de Onagra). De los veintiún pacientes que iniciaron el estudio, todos sobrevivieron por lo menos el doble del tiempo que se esperaba.

 

 

Selenio

 

Varios estudios de población han establecido una clara relación directa entre el contenido de selenio del suelo de una región y la baja incidencia en  sus moradores de cáncer de pulmón, recto, vejiga, cuello de útero, esófago y endometrio.

 

Esto ha sido documentado en varias regiones de China y en varios países del mundo. Costa Rica, Taiwan, Japón y Singapur, por ejemplo, están entre los países con alto contenido en este mineral en el suelo y baja incidencia  de cáncer.

 

El selenio puede reducir los casos de cáncer en un 40% y el índice de mortalidad en un 50%. Los detalles de esta investigación fueron publicados por el Journal of the American Medical Association en 1996 aunque como de costumbre la editorial aconsejaba “No saque conclusiones prematuras sin más investigación”. Esto no se hubiera dicho si se tratara de un fármaco costoso patentado por un laboratorio.

 

El Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos publicó en ese mismo año el estudio más exitoso en prevención de cáncer hasta ahora hecho. Durante 10 años, 1312 voluntarios recibieron 200 mcg de selenio, (de levadura), se reportó una disminución del 49 % en los índices de mortalidad de los  tres cánceres más frecuentes, pulmón, próstata y recto.

 

Un estudio hecho en Finlandia mostró niveles inferiores de selenio en pacientes de cáncer masculinos frente a los de personas sanas.

 

En los pacientes con linfomas hay una marcada disminución de los niveles de este mineral.

 

El selenio es un antioxidante poderoso que :

 

  • Es indispensable para el trabajo de la Vitamina E.
  •  Fortalece el sistema inmunológico.
  • Facilita la glutation peroxidasa, (tal vez la enzima antioxidante más importante.)
  • Mejora la actividad de los leucocitos, las células asesinas naturales y de los macrófagos. 
  • Facilita la producción de anticuerpos.
  • Es necesario en la producción de interferón.

 

Se recomienda tomar entre 200 y 400 microgramos diarios.

 

El selenio se encuentra en los cereales enteros, la levadura de cerveza, los productos agrícolas orgánicos cultivados en suelos enriquecidos con este mineral, y especialmente en las nueces de Brasil.  En sobredosis el selenio puede llegar a ser tóxico.  En ciertas partes del mundo donde la dieta proporciona hasta 700 mcgs al día , no se han visto efectos secundarios o toxicidad.

 

De las formas activas las mejores son el selenito de sodio y la seleniometionina.

 

 

Vitamina E

 

Este factor antioxidante ha sido extensamente estudiado como preventivo de la enfermedad tumoral. El Dr. Wald publicó un estudio en el British Journal of Cancer en 1984 en el que mostraba una relación directa entre la ingesta de Vitamina E y la baja incidencia de cáncer. Otro estudio en 36000 adultos durante ocho años, mostró que los menores niveles de vitamina E tuvieron mayor riesgo de desarrollar cáncer.

 

Específicamente la displasia cervical, el cáncer de colon, de cuello de útero, de mama, pulmón y bucofaringe muestran la más estrecha correlación.

 

La acción de la vitamina E depende de la presencia de selenio, vitamina C, y de otros carotenoides. También su dosificación debe exceder a las RDA oficiales (las dosis protectoras comienzan a partir de 400 UI ),  que normalmente aparecen en los suplementos comerciales.

 

Algunos investigadores han pretendido mostrar lo contrario usando las 30 UI que indica la RDA y dándolas solas. Su ciclo de vida en el organismo es muy corto para mostrar una acción.

 

La Vitamina E se encuentra en gran cantidad en los aceites vírgenes obtenidos por presión en frío, soya, ajonjolí, germen de trigo, lizana, oliva, canola. También en los aguacates y las nueces.

 

 

  Laetril 

 

 También llamado amigdalina o vitamina B17. Destruye las células tumorales sin dañar las normales. El tejido canceroso contiene una enzima llamada betaglucuronidasa. La concentración de esta enzima es de 100 a 3600 veces mayor que en el tejido normal. Cuando el Laetril entra a la célula tumoral es metabolizado en cianuro, (que mata la célula cancerosa), y benzoaldehido que tiene acción analgésica y antitumoral.

Los ensayos terapéuticos han mostrado que no hay ningún problema con el cianuro que se produce. Algunos investigadores han indicado que el cianuro producido por este medio es usado  por el organismo para producir cianocobalamina (Vitamina B12).

La vitamina B17 se encuentra en la cebada. Las almendras amargas, la yuca, los garbanzos, las lentejas, la hierba del trigo, el maíz, el sorgo, el millo y las semillas de varios frutos como las manzanas, los duraznos, las ciruelas claudia y las cerezas.

Los Hunza, de Pakistán, (un pueblo que tiene una de las mayores tasas de longevidad en el planeta), acostumbran comer la semilla del durazno. El cáncer es casi inexistente el ellos.

Como preventivo se recomienda comer las semillas de estas frutas diariamente.

Como tratamiento, se indican de 2 a 6 tabletas de 500 mgs diariamente.

 

 

Las Sales de Cesio

 

Las células tumorales requieren un pH ácido para poder vivir solo así puede mantenerse el ambiente anaeróbico que les es indispensable.

 

El  Dr. A. Keith Brewer escribió un artículo “Terapia para el Cancer con pH elevado- Estudio en ratones y seres humanos ” que fué  publicado en Pharmacology Biochemistry & Behavior, v.21, Suppl., 1, pp. 1-5 1984. Reportó la desaparición de las masas tumorales en semanas. El  Dr. Brewer escribió: “todos los dolores y efectos asociados al cáncer desaparecieron de 12 a 36 horas.”

 

Sus pacientes recibieron de 3 a 6 gramos de cloruro de cesio (CsCl) o cloruro de rubidio (RbCl) diariamente junto con 2 a 4 gramos de cloruro de potasio (KCl).

 

Estas sales elevan el pH, (alcalinizan) dentro de las células cancerosas, llevándolo en pocos días hasta 8 o más. Además las sales de cesio y rubidio neutralizan las toxinas ácidas que el tumor libera.

 

El artículo del Dr. Brewer’s puede hallarse en Internet highpH.htm

En el folleto Terapia para el Cancer con pH elevado con Cesio  el Dr. Brewer dice:

  • “El cesio y rubidio, junto con el potasio son poderosos alcalis receptores de electrones. Los tres son eficaces para subir el pH de la célula cancerosa.” – página 3
  • “Las sales de potasio, rubidio y cesio son muy similares a las de sodio en sus acciones. Sus cloruros tienen la misma toxicidad.” – página 5
  • “La absorción de cesio, rubidio, y potasio puede aumentarse agregando vitaminas A y a la dieta. Las sales de zinc y selenio también mejoran la asimilación.” – página 7
  • “No se recomienda la inyección directa de estas sales dentro de la masa tumoral. Cuando se puntura la masa, las células liberan toxinas e intoxicar el sistema. Esto ha sido visto en ratones.” – página 3
  • “El efecto inmediato de esta terapia del cáncer es aliviar el dolor y los efectos colaterales. Esto es producido por la neutralización de las enzimas tóxicas liberadas por las células cancerosas.” – página 6
  • “Los ensayos en ratones mostraron una marcada reducción del tumor en una semana. La administración continuada causó la desaparición del tumor.” – página 7
  • “Anteriormente se habían recomendado dietas altas en potasio para el tratamiento del cáncer (Max Gerson). Un ingrediente común en muchos de esos tratamientos fué el zumo de zanahoria que provee grandes cantidades de potasio y vitamina A.” – página 25
  • “Las altas concentraciones de cesio y rubidio son típicas de los suelos volcánicos.”  página 17
  • “El cesio y el rubidio se encuentran en las aguas termales, la de las fuentes naturales y la de mar porque sus sales se disuelven fácilmente en el agua.” – página 23 
  • “En este estudio, se analizó la ingesta de cesio, rubidio y potasio en cuatro regiones donde la tasa de cáncer es o era muy baja. Durante la época de poco cáncer, esas dietas fueron ricas en estas sales y en sustancias que mejoraban su absorción.” – página 21
  • “En los Estados Unidos los indios Hopi que vivieron en el desierto de Arizona fueron reportados en 1949 como ‘virtualmente libres de cáncer’  El contenido mineral de la dieta tradicional de los Hopi es más alta que la alimentación convencional. Se reportaron niveles de potasio y rubidio muy altos…En 1949, un equipo de la Asociación Médica Americana recomendó hacer estudios sobre la baja incidencia de cáncer y su  posible relación con la dieta tradicional.” – página 23
  • “Aun cuando los Hopi continúan viviendo en sus tierras tradicionales, su dieta  fue parcialmente reemplazada por la que fue donada por el programa de alimentación federal. En 1955, el Departamento  de la Oficina de Asuntos Indígenas transfirió su responsabilidad por la salud indígena al Servicio de Salud Pública de los U.S. La  predicción del aumento de cáncer por la  adopción del estilo de vida occidental se hizo realidad.” – páginas 23, 24
  • “Un aumento similar en la incidencia de cáncer ocurrió con los indios Pueblo cuando abandonaron su dieta tradicional por la del supermercado hace 25 años.” – página 24

Los nutrientes complementarios incluyen vitamina C (5 a 10 gramos), vitamina A (50,000 unidades), vitamina E, gluconato de zinc (100 a 200 miligramo), selenio (100 a 200 microgramos) y amigdalina.

El Dr. Brewer descubrió  que las dietas virtualmente libres de cáncer en ciertas áreas del mundo (El valle de los Hunza en Pakistan, el Caucaso, el de Vilcabamba en Ecuador, y los indios Hopi en los Estados Unidos) son ricas en todos los minerales esenciales como el cesio, el rubidio y el potasio, y que esas dietas son una terapia natural de pH elevado. 

Debe anotarse que el cesio usado por el Dr. Brewer no es cesio radioactivo.

  

Acido Clorhídrico

 

En los años 30 los doctores Dr Ferguson y Gay dieron  a conocer el valor del ácido clorhídrico para reactivar la inmunidad mostrando innumerables casos de infecciones, algunas severísimas manejados exclusivamente con inyecciones endovenosas de HCL diluido 1/500. A partir esto, varios investigadores ensayaron esta sustancia para manejar enfermos de cáncer. La revista Medical World  publicó varios artículos que reportaban varios casos igualmente manejados con éxito con estas diluciones.

 

Ya sea que este alto o bajo, el HCL diluido tiene la facultad de regular el pH del organismo porque este es el principal ácido modulador de la acidez orgánica. Al normalizarse el pH, el organismo puede excretar varios ácidos de desecho que había retenido para mantener la acidez, (butírico, láctico, acetoacético, etc.) . El metabolismo libre de estos tóxicos puede retomar sus vías de forma adecuada.

 Además el Dr. Ferguson demostró como esta terapia acelera la descarga de monóxido de carbono de la hemoglobina. El efecto es tan notorio que se anotó :  “aumentaba el contenido de oxígeno en las células rojas por encima de lo que se lograba al mantener al paciente en una tienda de oxígeno.”

 La inyección endovenosa de HCL provoca una gran respuesta leucocitaria y un importante aumento de la fagocitosis en solo unas pocas horas.

 Estos criterios concuerdan con los requerimientos que el enfermo de cáncer tiene.

 

La Quelación con EDTA

 

El EDTA es un aminoácido sintético (Acido Etil Diamino Tetra Acetico) que fue creado para tratar los pacientes con intoxicación por plomo. Esta sustancia atrapa el plomo y varios otros metales pesados y los pone en la sangre para que el riñón los excrete en la orina.

 

Estos metales que están en el organismo produciendo radicales libres y daño oxidativo permanente porque ni el riñón ni el hígado pueden excretarlos. Estos metales permanecen en la grasa y los huesos del individuo hasta su muerte.

 

Aunque la quelación con EDTA está indicada especialmente para la enfermedad coronaria, se ha confirmado que las personas que reciben EDTA disminuyeron la probabilidad de adquirir un cáncer en un 90%. Ninety Percent Reduction in Cancer Mortality After Chelation Therapy With EDTA W. Blumer y E. M. Cranton. 1989

 

Dos grupos de personas con unas condiciones de vida muy similares, (todos residían a lo largo de una avenida en una pequeña ciudad suiza y estaban expuestas al mismo ambiente), fueron observadas durante 18 años, (1958-1976), un grupo  recibió quelación y el otro no.

 

En el grupo no quelado, (172 personas),  la tasa de muerte por cáncer fué del 17.6 %, el que recibió quelación , (59 personas), tuvo una tasa de 1.7 %, solo una persona murió de cáncer.

 

El papel del EDTA ha sido estudiado extensamente bajo la orientación del American College for Advancement in Medicine liderado por el Dr. Elmer Cranton.

 

El EDTA al liberar al organismo de la agresión oxidativa causada por los metales pesados y también por el hierro y cobre férricos, disminuye la actividad carcinogénica que de ahí se crea y recrea un entorno bioquímico mucho más sano favoreciendo no sólo una mejor perfusión en los tejidos, también se ha demostrado que la función renal mejora ostensiblemente. La calidad y expectativa de vida han sido también monitoreados en estudios que ratifican el gran valor de esta terapia.

 

El Dr. Johan Bjorksten, quien postuló y demostró la teoría entrecruzamiento como indicador preventivo del envejecimiento, ha indicado que la quelación con EDTA es uno de los pocos medios que corrige este fenómeno. (The Crosslinkage Theory of Aging as a Predictive Indicator.)

 

  

Zinc

 

Mas de la mitad de las personas en los Estados Unidos son deficientes en este mineral que participa ayudando a cerca de 200 enzimas. Esto es causado por la falta del zinc en el suelo y la ausencia de políticas para fortificar alimentos con base en parámetros confiables.

 

Son muchos los trastornos que causa esta deficiencia: fatiga, trastornos inmunitarios, psiquiátricos, agrandamiento de la próstata, cataratas, alergias alimentarias, falta de apetito, pérdida del gusto, trastornos de la audición y varios otros.

 

Esta deficiencia  se ha agravado a partir de las sobrecargas de calcio que innecesariamente reciben algunas personas y que reducen en un 50% la absorción del zinc.

 

Una prueba simple de gusto, que ha sido enseñada para hacerse en casa, ayuda a determinar si existe esta deficiencia. Se debe tomar un trago de heptahidrato de sulfato de zinc. Si de inmediato se nota el sabor amargo, no se tiene esta deficiencia. Si no le sabe a nada o se demora mucho en reconocer el sabor, debe tomar un suplemento diario. 

 

El cáncer aparece más fácilmente si los niveles de zinc están bajos. Las personas ya afectadas aumentan la excreción de este mineral. Unos autores checos han postulado que en estos casos el organismo utilizó las reservas de zinc en las etapas inflamatorias iniciales del desarrollo de esta enfermedad. La suplementación de zinc estimula la producción de neutrófilos, los linfocitos T y las células asesinas naturales que luchan contra los tumores.

 

Como dosis preventiva se debe tomar de 15 a 25 mgs al día pero puede requerirse aumentarlo hasta 150 mgs.

 

 

Germanio

 

Este mineral no figura entre los requerimientos esenciales. El Dr. Kazuhiko Asai demostró llevaba oxígeno adicional a los tejidos y varios investigadores le han encontrado gran utilidad en el tratamiento del cáncer, la artritis, la osteoporosis y el sida y las infecciones virales.

 

Los enfermos de cáncer reportan consistentemente una mejoría en su estado general.

 

La forma más adecuada es el sesquióxido de germanio. Esta palabra significa “seis moléculas de oxígeno”.

 

El germanio mejora el sistema imnunológico, previene el daño de los radicales libres, ayuda en la excreción de toxinas que dañan el sistema inmunológico y transporta oxígeno a los tejidos.

 

Se encuentra en el ajo, los hongos y la clorela.

 

Debe tomarse en dosis de 25 a 300 mgs al día.

 

 

Calcio EAP

 

Esta sustancia también llamada Fosfato de Colamina forma parte integral de nuestras membranas celulares manteniendo la integridad de las mismas. Es un éster de etanolamina y ácido fosfórico que favorece el transporte de potasio, magnesio y calcio al interior de las células.

 

En los años 60, el Dr. Hans Nieper en Alemania empezó a experimentarla con gran éxito en enfermos con Esclerosis Múltiple, una grave enfermedad degenerativa del sistema nervioso, logrando un porcentaje de curación de 80%.  Se observó que las personas que recibieron esta sustancia, mejoraban de varias otras cosas, su proceso de envejecimiento se hacía más lento y mostraban menos deterioro. Los enfermos diabéticos notaban una importante mejoría, igualmente los pacientes con asma, lupus eritematoso y muchas otras enfermos con procesos degenerativos. Por otra parte, la incidencia de cáncer disminuía en gran proporción. Hoy esta sustancia ha sido indicada para todos estos trastornos, como preventivo del cáncer y del envejecimiento. Un laboratorio la produce con el nombre de Longevity.

 

 

Hidrazina

 

En los años 60 el Dr. Gold descubrió que los pacientes de cáncer a menudo mueren consumidos  aunque el tumor no comprometa estructuras vitales y no se disemine demasiado. Este estado de adelgazamiento se llama caquexia.

 

Al no poder usar oxígeno para metabolizar la glucosa, las células cancerosas liberan a la sangre enormes cantidades  de ácido láctico. El organismo trata de reciclar esta sustancia para producir glucógeno nuevamente a partir de ella. Este proceso implica un esfuerzo metabólico enorme que agota completamente la célula y sus recursos.

 

El Dr. Gold encontró que el Sulfato de Hidrazina bloquea la primera enzima que inicia la conversión del ácido láctico y éste, simplemente se elimina. El metabolismo retorna a sus vías normales y el paciente rápidamente empieza a tener mayor apetito, gana peso, mejora su estado general en pocos días y un 15 % de enfermos se cura.

 

 

La hidrazina ofrece varias ventajas:

  • Bloquea la formación de glucógeno. (el cáncer solo puede usar glucosa como fuente de energía y se agota).
  • Es relativamente atóxica a las dosis recomendadas.
  • Controla el crecimiento de los tumores en seres humanos.
  •  Reduce significativamente el dolor, produce un sentimiento de euforia, aumenta el apetito,
  • Puede ser usada junto con otras terapias.
  • Ha sido usada extensamente en Rusia y otros países, incluyendo varios estudios doble ciego en los Estados Unidos.

 **********************************

 

Suministros

 

Excepto los siguientes productos todos se consiguen fácilmente y son económicos.

 

Cesio y Rubidio

Cápsulas de 500 mg y 1000 mg:

Bio-Tech Pharmacal
3481 North Highway – 112,
Fayetteville,
Arkansas 72704-0743
501-443-9148
1-800-345-1199

Selenio (La forma más activa desarrollada por Revici)

Esta forma ha mostrado resultados excepcionales en varias clases de cáncer. Es diferente a la forma que comúnmente se consigue (selenito de sodio). En este compuesto la molécula bivalente en forma grasa tiene una toxicidad mucho menor dado en altas dosis.

Su sitio de venta es:

Calcio EAP

 

Tabletas de 60 mgs.

El producto más asequible es producido por laboratorios Solaray y distribuido por :

www.nourishingfoods.com

Tomado de Internet: TRIVIUM

Comentarios en Facebook

Sobre el Autor

César Medrano

César Medrano lleva en el mundo de las medicinas alternativas desde el año 1992. Puedes ver su currículum en: http://sanandose.com/quien

Enlace permanente a este artículo: http://sanandose.com/la-oncologia-oficial-ignora-la-biologia-basica-del-cancer/

Cerrar