Etiqueta: Hidroterapia de colon

Evacuar intestinos: ¿Sentado o en cuclillas?

Evacuar intestinos: ¿Sentado o en cuclillas?

 

El inodoro occidental es, en parte el responsable de problemas como hemorroides, estreñimiento, colon irritable, apendicitis, diverticulosis, diverticulitis y ataques al corazón.

El inodoro moderno nos ha obligado a cambiar la posición natural para evacuar nuestros intestinos, lo cual cambia anatómicamente la forma en la que defecamos.

Los niños, instintivamente se ponen de cuclillas para defecar, como lo hace la mayoría de la población mundial (Asia, África y gran parte de Sudamérica y Oceanía. Pero de alguna manera en occidente se llegó a la convicción de que sentarse es una manera más “civilizada”.

Sentarse en el inodoro moderno de Thomas Crapper:

En el inodoro: ¿Sentado o en cuclillas?En un inodoro, sus rodillas están en un ángulo de 90 grados con respecto a su abdomen. Sin embargo, la posición natural en cuclillas, coloca a las rodillas mucho más cerca de su torso, y esta posición, cambia las relaciones espaciales de los órganos intestinales y de la musculatura, optimizando la fuerza para poder defecar.

Al evacuar sentado su intestino requiere que se aplique un esfuerzo adicional, que tiene algunos efectos adversos, incluyendo una interrupción temporal del flujo cardíaco.

Ponerse en cuclillas siempre fue la forma en la que nuestros antepasados realizaban sus funciones corporales. Hasta mediados del siglo 19, los inodoros tipo silla estaban reservados para la realeza y los discapacitados. Pero el “progreso” de las sociedades occidentales podría ser en parte el culpable por las tasas más altas de cáncer de colon y enfermedades pélvicas, como se describe en un informe publicado en la revista Israel Journal of Medical Science: 

 En el inodoro: ¿Sentarse o Acuclillarse?“La prevalencia de las enfermedades intestinales (apendicitis, hemorroides, pólipos, colitis ulcerosa, síndrome del intestino irritable, enfermedad diverticular y el cáncer de colon) son similares en los blancos de Sudáfrica y en las poblaciones prósperas de los países occidentales. Entre los rurales sudafricanos con un estilo de vida tradicional, estas enfermedades son muy poco frecuentes o casi desconocidas.”
                              
Debido a que la globalización sigue atravesando el mundo, los inodoros para para defecar en cuclillas (tipo turco) están siendo reemplazados por inodoros para defecar sentados. Por ejemplo, el Ministerio Tailandés de Salud acaba de anunciar que va a reemplazar los inodoros (tipo turco) por las variedades de inodoros para defecar sentado en todos los establecimientos públicos.

Esto puede ser malo para la salud pública, ya que una amplia gama de problemas de salud se han asociado con esta transición. De hecho, los problemas de salud que potencialmente se derivan por hacer de vientre sentado incluyen los 15 mencionados a continuación.

Apendicitis, Estreñimiento, Hemorroides, Incontinencia, Colitis, Enfermedad de Crohn, Diverticulitis, Síndrome del intestino permeable, Trastornos ginecológicos, incluyendo prolapso genital y fibromas uterinos, Cáncer de Colon, Hernia hiatal y reflujo gastroesofágico, Embarazo y Parto complicados, Trastornos de la próstata, Disfunción Sexual, Aumento del riesgo de problemas cardíacos.

La evidencia sugiere que los problemas intestinales y pélvicos pueden estar relacionados con la postura incorrecta. Sólo con la posición tradicional en cuclillas, su cuerpo está alineado de una manera que promueve la completa eliminación intestinal. Como se puede ver en el diagrama, al estar en cuclillas se endereza y se relaja el recto.

Según Jonathan Isbit de Natural´s Platform: 

Evacuar intestinos: ¿Sentado o en cuclillas?“Por razones de seguridad, la naturaleza ha creado deliberadamente obstáculos para la evacuación que sólo pueden ser inhibidos en la posición de cuclillas. En cualquier otra posición, el colon esta por defecto en “modo continencia”. Por esta la razón la postura convencional para hacer de vientre sentado evita que el colon se apoye de las caderas y deja el recto atascado por el músculo pubo-rectal. Estos obstáculos hacen que la eliminación sea incompleta y difícil – es como si intentara conducir un coche teniendo puesto el freno de mano.

Si evacuar de forma incompleta se torna crónico y esto empeora con la absorción constante de agua en el intestino, hace que los desechos se adhieran a la pared del colon. Las vías son cada vez más estrechas y las células comienzan a asfixiarse e intoxicarse. La exposición prolongada de toxinas a menudo dará lugar a mutaciones malignas. “

Jonathan Isbit, explica la manera cómo el pliegue donde el sigmoide se une con el recto (ver diagrama anterior) cumple una función importante en la continencia. “Aplica los frenos” del flujo de la peristalsis, reduciendo la presión sobre el músculo pubo-rectal. Según el artículo de Isbit, hacer de vientre en cuclillas ofrece siete ventajas:

  1. Hace que la eliminación sea más rápida, más fácil y más completa. Esto ayuda a prevenir el “estancamiento fecal”, un factor principal en el cáncer de colon, apendicitis y síndrome de colon irritable.
  2. Protege contra el estiramiento y daño de los nervios que controlan la próstata, la vejiga y el útero.
  3. Sella la válvula ileocecal, entre el colon y el intestino delgado, en la posición convencional para defecar sentado, esta válvula no es compatible y a menudo causa fugas durante la evacuación, contaminando el intestino delgado.
  4. Relaja el músculo pubo-rectal que normalmente cierra el recto para mantener la continencia.
  5. Usa los muslos para presionar el colon y evitar el esfuerzo. El esfuerzo crónico en el inodoro puede causar hernias, diverticulitis y prolapso de órganos pélvicos.
  6. Es un tratamiento altamente eficaz,sencillo y no invasivo para las hemorroides, como se muestra en la investigación clínica publicada.
  7. Para las mujeres embarazadas, defecar en cuclillas evita la presión sobre el útero; defecar en cuclillas diariamente ayuda a preparar a que las mujeres embarazadas tengan un parto más natural.

¿Está Listo para cambiar su portura?

Los beneficios científicos de hacer de vientre en cuclillas han generado esfuerzos para diseñar dispositivos que nos ayuden a regresar a defecar en una posición más natural. Sin embargo, si usted ha estado haciendo de vientre sentado toda su vida y no se puso en cuclillas desde la infancia, esa posición puede presentar un desafío físico.

Varios dispositivos han aparecido en el mercado para ayudar con este problema:

Como el Potty Squatty, desarrollado por Robert Edwards, a los 37 años de edad, contratista y diseñador en Utah que buscaba una manera de ayudar a su madre a aliviar sus problemas de estreñimiento y hemorroides. Es posible que desee echar un vistazo a algunos de estos artilugios en el internet.

 Evacuar intestinos: ¿Sentado o en cuclillas?Defecar en cuclillas implica fuerza y flexibilidad que los adultos tienden a perder a través del tiempo, pero que los niños tienen de forma natural. Estos dispositivos sanitarios especiales y de deposición que hacen que su cuerpo esté en una mejor posición de cuclillas podrían ayudarle a estar más cerca de lo ideal.

¿Cuáles son otras de las ventajas de hacer de vientre en cuclillas? Beneficia los muslos. Nada mejor desarrolla los muslos como una posición en cuclillas. Agregar sentadillas a su plan de ejercicio sin duda le ayudará con la posición de cuclillas en el baño.

www.hidroterapiadecolon.com

Evacuar intestinos: ¿Sentado o en cuclillas?

Evacuar intestinos: ¿Sentado o en cuclillas?

Evacuar intestinos: ¿Sentado o en cuclillas?

Evacuar intestinos: ¿Sentado o en cuclillas?

Evacuar intestinos: ¿Sentado o en cuclillas?

Evacuar intestinos: ¿Sentado o en cuclillas?

.

Nuestro Segundo cerebro: El Intestino.

NUESTRO SEGUNDO CEREBRO: EL INTESTINO.

Nuestro segundo cerebro: El intestinoTenemos dos cerebros: uno en la cabeza y otro oculto en nuestras entrañas. Los neurólogos han hallado que este último también es capaz de recordar, ponerse nervioso y dominar a su colega más noble.

Hace 4.500 años, los eruditos egipcios situaban en la parte más prosaica de nuestro organismo, con sus intestinos inquietos y pestilentes, la sede de nuestras emociones. En el Papiro Smith, por ejemplo, ya puede leerse que el estómago constituye la desembocadura del corazón, el órgano “donde se localizan el pensamiento y el sentimiento”.
De este modo, cualquier manifestación o alteración en la mente cardiaca se refleja indefectiblemente en el aparato digestivo. En el Papiro Ebers (1550 a. de C.) se describe sin tapujos esta relación anatómica y funcional: “Tratamiento de una gastropatía. Si examinas a un hombre con una obstrucción en el estómago, su corazón está atemorizado, y en cuanto come algo, la ingestión –de alimentos– se hace dificultosa y es muy lenta”.
[useful_banner_manager banners=5 count=1]
Nuestro segundo cerebro: El intestinoDurante siglos, los galenos prestaron más atención a nuestro vientre que al cerebro, órgano al que tradicionalmente se le otorgó el cometido menor de ventilar la sangre. En todas las culturas antiguas y modernas se ha tenido la conciencia, al menos popular, de que nuestras tripas son capaces de experimentar emociones.
Al recibir una buena noticia, un cosquilleo placentero invade la barriga, como si en su interior revolotearan miles de mariposas. Por el contrario, las situaciones de tensión, miedo o aflicción hacen que el estómago se encoja y sintamos como si un roedor escarbase en nuestras entrañas. La repulsión hacia algo o alguien puede llegar a producir náuseas e incluso provocar el vómito. Este mar de sensaciones estomacales empieza ahora a encontrar una explicación dentro de los límites de la ciencia.
Fruto de décadas de trabajo, los científicos están en condición de afirmar que, por inaudito que pueda parecer, en el tracto gastrointestinal se aloja un segundo cerebro muy similar al que tenemos en la cabeza. Efectivamente, el tubo digestivo está literalmente tapizado por más de 100 millones de células nerviosas, casi exactamente igual que la cifra existente en toda la médula espinal, estructura que junto al encéfalo –cerebro, cerebelo y tronco encefálico– forma el denominado sistema nervioso central (SNC). Desde el punto de vista estructural, los neurólogos dividían el sistema nervioso en dos componentes: el central y el periférico (SNP). Este último incluye las neuronas sensitivas, que conectan el SNC con los receptores sensitivos; y las neuronas motoras, que ponen en comunicación el sistema central con los músculos y las glándulas.
Nuestro segundo cerebro: El intestinoEn esta mujer de cristal (izquierda) que se exhibe en el Museo Alemán de la Higiene, en Dresde, se aprecia el parecido visual entre nuestros dos cerebros, el que habita en la cabeza y el intestinal. En realidad se trata de una metáfora de las similitudes existentes a nivel bioquímico y celular.
Las neuronas de la tripa no sólo controlan la digestión
A su vez, los elementos nerviosos dedicados a las funciones motoras se categorizan en una división somática, que inerva los músculos esqueléticos, y una división autónoma, que une los llamados músculos lisos, el músculo cardiaco y las glándulas. Hasta hace poco, los expertos incluían el cerebro de la panza dentro del SNP. “Pensábamos que el aparato gastrointestinal era un tubo hueco con reflejos simples. A nadie se le ocurrió contar las fibras nerviosas que lo recorren”, confiesa David Wingate, profesor de la Universidad de Londres.
[useful_banner_manager banners=5 count=1]
Nuestro segundo cerebro: El intestinoSegún  explica la   Dra. Otilia Quireza, este segundo cerebro se conoce como Sistema nervioso entérico, y es en realidad  una unidad anatómica única que abarca desde el esófago hasta el ano.
Al igual que el recluido en las paredes craneales, el cerebro entérico produce sustancias psicoactivas que influyen en el estado anímico, como los neurotransmisores serotonina y dopamina, así como diferentes opiáceos que modulan el dolor. Además, sintetiza benzodiazepinas, compuestos químicos que tienen el mismo efecto tranquilizante que el Valium.
Este cerebro abdominal tendría así 2 misiones fundamentales:
-Supervisar todo el proceso de la digestión, desde los movimientos peristálticos, la secreción de jugos digestivos para digerir los alimentos, la absorción y transporte de nutrientes y la eliminación de los productos de desecho.
 
-Colabora con el sistema inmune en la defensa del organismo.
Contemplando esta unidad anatómica desde la Medicina Psicosomática, en la primera parte, en el esófago, el paciente puede manifestar deglución dolorosa y podemos pensar ¿qué es lo que no puede tragar en su vida actual­? Cuando uno no quiere tragar, ni asimilar una situación, ésta la disimula tragando aire lo que terminará acumulando gases que causarán molestias. 
Nuestro segundo cerebro: El intestinoYa en el estómago, los alimentos deben ser digeridos, pero también aquí se van a digerir los sentimientos. Si el paciente no exterioriza la agresividad, esta se quedará dentro y si la expresa en exceso se sentirá culpable y lo rumiará, pero de ninguna de los formas solucionará su problema. Las personas que padecen de estómago suelen ser personas que rehúyen de las situaciones conflictivas.
El cerebro es el encargado de digerir las emociones, mientras que el intestino digiere los alimentos. Cuando el paciente presenta problemas en su intestino delgado nos podemos plantear sino estará analizando demasiado las cosas. Para la Medicina Psicosomática, el intestino delgado es un indicador de las angustias vitales de la persona, y pueden manifestarse en forma de diarrea, que representa el  miedo de soltar. Por otra parte, cuando el que está afectado es el intestino grueso, el síntoma más frecuente va a ser el estreñimiento, que viene a representar la resistencia de dar o el afán  de retener. Y no sólo en el sentido material del dar sino también respecto a las emociones, el miedo a exteriorizarlas.
    Otro dato importante es que el 90% de la serotonina, la hormona del bienestar, la producimos en el intestino.
La doctora Irina Matveik, especialista en Endocrinología y Nutrición Clínica por la Universidad Estatal de Medicina de Bielorrusia, nos muestra una serie de pautas a tener en cuenta para lograr que nuestro segundo cerebro funcione mejor y en consecuencia sea mayor nuestro bienestar:
¿‎Cómo estimular el “cerebro intestinal” a nuestro favor?
El cerebro intestinal libera sus sustancias químicas como, por ejemplo, la serotonina (la famosa hormona de la felicidad y el bienestar) como respuesta a una alimentación y digestión sanas. Hay que saber que la serotonina no se produce sólo en el cerebro sino que, por el contrario, la mayor parte de ella (el 90%) se libera en el intestino. Si nos alimentamos bien, variado y con un aporte proporcional de todos los nutrientes; si tenemos unos hábitos sanos a la hora de comer (sin prisa, masticar bien y no distraernos) el sistema digestivo nos responde y nos lo agradece con una sensación de bienestar, dándonos un buen suministro de energía, vitalidad y optimismo.
Por otra parte, las neuronas digestivas también se estimulan con las técnicas de respiración abdominal, estiramientos, masajes suaves de la tripa, y con calor suave y relajante, aplicado a la zona del vientre.
‪¿En qué medida es importante una adecuada higiene abdominal, para que pueda hacer bien sus funciones?
Lo más importante es el equilibrio entre la entrada de los alimentos y todas las sustancias que tragamos y la descarga de todos los residuos y los productos secundarios de la propia función celular y bacteriana que tenemos que expulsar. Si estamos sobrealimentados o si consumimos demasiados alimentos, dudosos respecto a su calidad nutritiva, de este modo fácilmente saturamos y trastornamos nuestra tubería interna.
Si por alguna razón patológica o funcional la digestión y/o el tránsito intestinal es lento y no de forma completa, entonces formamos acúmulos de los residuos en nuestro interior y podemos llegar a una sobrecarga tóxica o la autointoxicación; esta última se manifiesta de múltiples formas, tiene diferentes caras y síntomas.
Por supuesto, la limpieza es importante, practicar una depuración interior es una “garantía” para evitar elevar los riesgos del desarrollo de muchas enfermedades y una oportunidad para tu cuerpo para incrementar el rendimiento, la energía y tener un mayor aporte nutricional.
 [useful_banner_manager banners=5 count=1]
¿Cómo mantener una higiene intestinal de una forma natural, en nuestros hábitos de la vida cotidiana?
Nuestro segundo cerebro: El intestinoCon una correcta higiene digestiva: respetar las señales que nos manda el cuerpo, no suprimir las necesidades naturales de ir al baño ni tener prisa haciéndolo. Crear un ritual e intentar repetirlo todos los días, alrededor de las mismas horas, con calma y tiempo suficiente para poder vaciar bien el vientre y sentirse ligero y limpio por dentro. Insistir, repetir y seguir entrenando tu cuerpo para que responda a tu ritual y crear un firme reflejo condicionado.
Además, hay que beber 2 litros de líquidos al día, ingerir por lo menos 400 g de verdura variada cada día, no olvidarnos de las legumbres (2-3 veces por semana, al menos 200 g en cada toma), consumir productos fermentados (kefir, chucrut), tres tomas de fruta al día, frutos secos variados, por lo menos 30 g al día. Y si no puedes cumplir con estas cantidades diarias recomendadas, quizás te conviene tomar unos suplementos naturales de fibra.
Conviene de vez en cuando (un día al mes o por semana) acelerar tu propio transito intestinal tomando mucho zumo de ciruelas, kiwis o kefir o/y suplementos de magnesio, y con eso te puedes asegurar una limpieza mas profunda.
¿Cómo comer?
Saboreando y apreciando el proceso; sin prisa, masticar, analizar los gustos y las texturas de los alimentos, no comer “mientras tanto”(mientras que hacemos esto o lo otro), no distraer nuestra atención con otras actividades simultáneas, como ver la tele o leer la prensa.
¿Cómo moverse? Cómo debería ser una actividad física adecuada?
Con regularidad. Lo más que le gusta a nuestro cuerpo es la previsibilidad y la regularidad. Con una actividad física rítmica y repetitiva, el cuerpo te lo va a agradecer y te proporcionará un magnifico bienestar. No tienen tanto valor ni son saludables las actividades físicas esporádicas y bruscas como sí lo tienen un ejercicio regularizado e incorporado firmemente a tu rutina. Los movimientos y estiramientos, aunque sean muy sencillos y cortos en el tiempo (al principio, hasta que entras en la rutina y el gusto por ellos y les dediques más tiempo), si se realizan todos los días y a horas asignadas, te activarán todos los sistemas vitales y te asegurarán un bienestar a corto y largo plazo.
¿Cómo saber si nuestro sistema digestivo está en buena forma?
Hay que saber escucharlo: los síntomas como la acidez, el ardor, el reflujo, la pesadez, el hinchazón, el dolor, demasiados gases, la irregularidad del tránsito intestinal, nauseas, etc., son sus formas de expresarse, es el lenguaje digestivo, el aviso de que algo anda mal. Entonces hay que hacerle caso y observar con atención y paciencia tu sistema digestivo: por qué y cuándo te aparecen aquellas molestia (con qué tipo de comida o en qué situación) e intentar corregirlo. 
Lo que sucede frecuentemente es que la gente se acostumbra a vivir con hinchazón o diarreas (o todo lo contrario) o piensan que es algo normal o vergonzoso, o que su digestión es así de delicada, sin buscar las respuestas ni intentar corregir la calidad de su función digestiva.
[useful_banner_manager banners=5 count=1]
¿Cómo puede afectar un entorno excesivamente ácido en el sistema digestivo?
Nuestro segundo cerebro: El intestinoEl cuerpo sano suele equilibrar y controlar el pH (que es el parámetro de la acidez) de sus tejidos y de su medio ambiente. La acidificación excesiva, en el estomago por ejemplo, puede ser causada por bacterias/infecciones, por procesos inflamatorios o por abuso de las comidas “acidificantes” como los hidratos de carbono y los dulces, por ejemplo, o las bebidas gaseosas. La acidificación del contenido del intestino grueso puede ser causada por un desequilibrio de la microflora intestinal, un sobrecrecimiento de las bacterias y/o hongos agresivos y por una mala alimentación. De nuevo, la clave está en la alimentación y en la propia observación.
¿Cómo reequilibrarlo?
Descartar una posible infección o un proceso inflamatorio, que requieran tratamientos con especialistas. Rituales de depuración, batidos verdes, consumo adecuado de las verduras y las frutas, agua, suplementos minerales alcalinizantes y probióticos.
En resumen, los síntomas intestinales pueden reflejar la personalidad y los conflictos psíquicos. Lo que es bueno para un cerebro, lo es también para el intestino, o mejor dicho, para el cerebro abdominal.     Y también a la inversa: si cuidamos nuestros intestinos nuestra salud emocional lo notará y nuestro organismo en general nos lo agradecerá.
Nuestro segundo cerebro: El intestinoComo dice el Dr. Jean Seignalet “la limpieza intestinal sería para el cerebro del bajo vientre algo así como una cura de sueño para el sistema nervioso central”.

Fuentes:  Un artículo extraído de la revista”Muy Interesante”, más estudios realizados por la Dra. Otilia Quireza y la Dra. Irina Matveikova publicados en diferentes páginas de internet.

[useful_banner_manager banners=5 count=1]

Para poner tu intestino a punto, prueba la Hidroterapia de colon

Y si eres profesional de la salud, mira nuestros equipos para Hidroterapia de colon aquí

 

Texto íntegro tomado de http://eljardindejudith.blogspot.com.es/

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Nuestro segundo cerebro: El intestino

Hidroterapia de colon, Limpios por dentro.

Entrevista a César Medrano en Sanamente.net

Hidroterapia de colon

Sanándose Naturalmente es una consulta de Naturopatía que nació en el año 2000 y ahora se encuentran en Palencia, en el ámbito del Herbolario El Druida y las hierbas. Pioneros en  limpiezas de parásitos, hígado, riñones, el zapper, limpiezas de la placa mucoide e impulsores de la Hidroterapia de colon, también ofrecen otros servicios y terapias importantes: naturopatía, acupuntura, asesoría nutricional, depuraciones corporales, asesoría en ayunos.

CÉSAR MEDRANO, EL DIRECTOR DE SANÁNDOSE NATURALMENTE NOS CONCEDE UNA ENTREVISTA PARA HABLAR MÁS DETALLADAMENTE SOBRE LA HIDROTERAPIA DE COLON.

Hidroterapia de colonCada vez se está hablando más de la Hidroterapia de Colon, para los que no lo tenemos muy claro, ¿Podrías explicarnos en qué consiste?

La hidroterapia de colon es una limpieza con agua del intestino grueso. Se realiza con una máquina de tecnología avanzada, con la que, en tres sesiones de aproximadamente una hora, se consigue la limpieza completa de las tres partes del colon y la expulsión de acumulaciones, adherencias, mucosa y toxinas.

hidroterapia de colon

Con esta explicación se me ocurren varias preguntas… ¿No es un poco invasivo?

No es más invasivo que las antiguas lavativas, o que el hecho de tomar agua cada día. De hecho, lo que se introduce es agua filtrada y esterilizada con luz ultravioleta y es muchísimo menos molesto que un enema o lavativa común. Las lavativas se vienen practicando desde hace milenios en todos los sistemas de medicina antiguos, Egipto, India, Mesopotamia, Mesoamérica… Es importante añadir que no altera la flora intestinal benigna, mientras que sí elimina en gran parte la flora inadecuada.

fast food¿Duele?

Si previo a la realización de la sesión se ha llevado durante unos días una dieta blanda, sin harinas refinadas, lácteos, azúcar, pescado, plátanos y comidas flatulentas (que producen gases), no debe doler ni generar sensación desagradable.
Es cuando hay gran cantidad de gases, o las heces más recientes están muy pegajosas, o cuando el intestino está muy irritado por años de laxantes o mala alimentación, cuando puede resultar algo molesto, sin llegar generalmente a producir dolor.

¿Necesitaré reposar o estar cerca de un baño por algunas horas?…

No, cuando se termina la sesión, se pasa al baño a eliminar el agua que no salió durante la sesión y con eso suele ser suficiente. En ocasiones, se puede terminar algo cansado, pero en ningún caso tanto como para influir en el normal ritmo de vida.

alimentaciónTal vez tendré que hacer una dieta especial posteriormente…

No es imprescindible, pero sí recomendable. No tiene mucho sentido limpiar algo para luego ensuciarlo acto seguido. Nosotros aportamos tras la sesión una serie de recomendaciones para el que elija cuidar su alimentación tras las limpiezas.

piel sanaLas ventajas de este tratamiento serían…

El hecho de eliminar las adherencias de heces que a veces llevan ahí muchos años, renovar la mucosa y la flora intestinal y permitir la adecuada reabsorción de los nutrientes (vitaminas, minerales y agua) hace que después la toxicidad general de todo el cuerpo sea mucho menor y estocontribuye a una mejor salud de todo el cuerpo. Se nota mucho en el aspecto de la piel y el rostro, de tal forma que muchas estrellas de cine, nacional e internacional, modelos y personas que viven de su imagen se realizan varias sesiones cada año para lucir mejor.

Lo que no puede limpiar el colon, se limpia a través de la piel, por lo tanto, al limpiar el intestino, la piel se vuelve radiante.
Portrait of attractive young female showing a thumbs upPor supuesto, también todo lo que tiene que ver con el sistema digestivo y excretor, problemas para ir al baño cada día, inflamación, gases, van a mejorar o resolverse tras esta limpieza.

También ayuda mucho a descansar y dormir mejor y obtener niveles menores de estrés.

Un organismo limpio de toxinas es un organismo sano, así que innumerables dolencias y problemas de salud mejoran o se resuelven tras limpiar el intestino.

apoyo masculino

 ¿Tiene contra-indicaciones o bien hay casos en los que no se recomiende?

Si hace poco que tuviste una intervención quirúrgica en la zona abdominal, tienes hernias inguinales o umbilicales,hemorroides grandes, sangrantes y dolorosas, tienes molestias que nos hagan pensar en apendicitis o una fase aguda de colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn… Si estás embarazada de más de tres meses

Es decir, si la integridad de tu intestino está comprometida o si unas hemorroides nos pueden impedir introducir la cánula, o si llenar tu intestino de agua puede molestar el desarrollo de tu embarazo, en estos casos no es conveniente realizar la hidroterapia de colon. Sería mejor esperar a solucionar estos problemas y/o llevar a término el embarazo antes de limpiar el intestino.

logosanandoseCésar Medrano
Director y Terapeuta
Sanandose Naturalmente
www.sanandose.com
www.hidroterapiadecolon.com

Si deseas más información sobre la Hidroterapia de Colon o quieres hacerte una limpieza, te recomendamos que visites su página web www.hidroterapiadecolon.com

 

Promoción hidroterapia de colon

Actualmente no hay promociones

Hidroterapia de colon en la cadena ser

Hidroterapia de colon en la cadena ser

Hidroterapia de colon en la cadena serCésar Medrano habla de Hidroterapia de colon en el programa “A vivir que son dos días” de la cadena SER

Famosos e Hidroterapia de Colon

Leonardo DiCaprio es asiduo de la Hidroterapia de Colon

Leoerin

Erin Heatherton y Leonardo Dicaprio

El popular intérprete es un asiduo al centro neoyorquino The Piper Center for Eternal Wellness desde que su exnovia, la modelo Erin Heatherton, lo alentara a probar la hidroterapia de colon. Este tratamiento es descrito por el centro como un “método seguro y efectivo de eliminar el remanente del intestino grueso sin el uso de medicamentos”.

Entre otros famosos que son asiduos de la hidroterapia de colon, destacan: Jennifer Lopez, Kim Basinger, Demi

Jennifer López

Jennifer López

Moore, Janet Jackson Dave Navarro, Rebecca Romijn-Stamos, Usher, Goldie Hawn, Lady Dee y Sarah Ferguson.

Suelen practicarla con fines estéticos, para mejorar su imagen, su piel, la celulitis, tener el vientre más plano, etc.

Rebeca

Rebecca Romijn-Stamos

Usher

Usher

Goldie

Goldie Hawn

Demi

Demi Moore

Janet

Janet Jackson

Kim

Kim Basinger

Dave Navarro

Dave Navarro

 

Sarah ferguson

Sarah ferguson

Lady Dee

Lady Dee

HIDROTERAPIA DE COLON

Ver también, más completo en Nuestra página sobre Hidroterapia de Colon

Ya en los antiguos escritos de prácticamente todas las culturas se hace hincapié en la importancia de mantener limpio el intestino realizándose tratamientos mediante enemas.

Cada día más y más, debido al estrés, los conservantes, colorantes, antioxidantes y un gran sin número de aditivos alimenticios, se hace más necesaria una buena higiene intestinal mediante hidroterapia de colon que, por desgracia, no nos enseñaron en la escuela o en casa.

colon

Su necesidad resulta del hecho de que prácticamente no existe ya persona alguna con un intestino en perfectas condiciones. La mayoría de las personas padece desequilibrios intestinales, digestivos o de la flora bacteriana del intestino.

De ello resultan procesos digestivos deficientes, con formación de sustancias tóxicas y residuos. Esto provoca el autoenvenenamiento del cuerpo, la autointoxicación. Las consecuencias de ello son pérdida de vitalidad, cansancio, falta de concentración, agresividad y estados de ansiedad. Piel en malas condiciones, dolores de cabeza, intolerancias alimenticias, etc.

La muerte se esconde en el intestino, nos advierte un antiguo proverbio que en estos tiempos está sin duda más de moda que nunca. Un intestino sano debe, por tanto, ser el sustento de un cuerpo sano.

Una buena higiene intestinal elimina con eficacia las heces estancadas acumuladas y los productos de putrefacción de las paredes del intestino. Este proceso de depuración natural permite la eliminación de aquellos desequilibrios relacionados directa o indirectamente con el mal funcionamiento del intestino.

colon

Una descripción histórica de la importancia de una buena higiene intestinal mediante hidroterapia de colon, puede leerse en el Evangelio de la Paz de los Esenios: “Buscad una calabaza con un zarcillo de la longitud de un hombre; extraed su pulpa y llenadla con agua del río, calentada por el sol. Colgadla del asta de un árbol y arrodillaos sobre el suelo, ante el ángel del agua, e introducid el extremo del zarcillo en vuestra parte posterior, para que el agua pueda fluir a través de vuestras vísceras. Dejad a continuación que el agua escape de vuestro cuerpo, de forma que puedan expulsarse de vuestro interior todas las sustancias impuras y hediondas de Satanás. Y veréis con vuestros ojos y oleréis con vuestras narices toda la podredumbre que ensucia el templo de vuestro cuerpo”.